Darío Benedetto se ha convertido a todos los efectos en jugador del Elche CF, tras pasar en la mañana de hoy el reconocimiento médico y charlar durante el césped del Díez Iborra con Fran Escribá. Las negociaciones se han alargado debido al interés de otros equipos, pero Christian Bragarnik ha ganado la batalla a todos.

El punta llega procedente del Olympique de Marsella, club que pagó 14 millones a Boca Juniors por su pase en la temporada 2019/20. El conjunto francés buscaba su salida desde el inicio de mercado, ya que Jorge Sampaoli no contaba con él. Sao Paulo, Boca Juniors y Real Betis querían al futbolista, este último parecía el destino del delantero pero las condiciones económicas fueron la clave para que no llegase a tierras andaluzas. Tras ello, apareció el Elche CF para hacerse con sus servicios en forma de cesión con opción de compra y dar un golpe sobre la mesa en el mercado. Todavía está por ver si el club francés se hará con un porcentaje de la ficha del Pipa

Durante el día de ayer, desde la comunicación del club pusieron unos ‘ojitos’ en forma de anuncio por toda la ciudad, comenzando por la Puerta 0 del Estadio Martínez Valero. Tras ello, el delantero argentino llegó a la ciudad ilicitana por la madrugada y en el día de hoy ha pasado reconocimiento médico y ha hablado con su nuevo entrenador, Fran Escribá.

Bragarnik junto a otros socios esperaron al también socio y ahora jugador del club Darío Benedetto, en la T2 del Aeropuerto del Altet para recibirlo en la ciudad ilicitana. A su llegada, también se acercó algún aficionado franjiverde.

Imagen: Christophe Simon