Los ilicitanos se preparaban para la victoria en esta calurosa tarde fútbol. La afición no falló y acudió para arropar a los suyos en busca de la primera victoria en el Martínez Valero. Una de las grandes novedades estaba en el banquillo, ya que Lucas Boyé volvía a estar disponible para Fran Escribá, aunque no entró de inicio.

El choque dio comienzo y las ocasiones brillaban por su ausencia. Los 10 primeros minutos fueron igualados, sin un dominador claro. Tuvimos que esperar hasta el 16′ de encuentro para dilucidar la primera gran ocasión del partido, tras un mano a mano de Benedetto con Dituro que no pudo enchufar, aunque la acción quedó invalidada por fuera de juego.

Los minutos fueron sucediendo y ninguno de los dos equipos conseguía generar excesivo peligro sobre la portería del otro. En este sentido, faltaba claridad arriba ya que las defensas se estaban imponiendo. Una de las últimas ocasiones del primer tiempo fue un remate de Benedetto fuera del área que finalmente se marchó fuera. Así pues, los dos conjuntos se iban camino a vestuarios con gafas en el marcador. El encuentro estaba muy reñido y ningún equipo conseguía imponerse.

Los segundos 45 minutos empezaron y los de Fran Escribá se adelantaron en el marcador tras una recuperación de los franjiverdes que finalizó con un pase de Fidel a Benedetto para que abriera la lata y se estrenara como goleador franjiverde (1-0 min 49). El Celta se encontraba aturdido tras el tanto encajado y el Elche se encontró con varias ocasiones claras para finiquitar el partido. Primero la tuvo Boyé poco después de entrar al campo, tras un robo del ariete argentino que la bajó, amagó y remató pero sin fortuna. Poco después el Elche estuvo muy cerca de marcar el segundo tras una conexión entre Piatti y Benedetto que finalmente se estrelló en un central vigués.

Una de las notas negativas del partido fueron las lesiones de Gonzalo Verdú y Diego González. El ex del Málaga entró para sustituir al cartagenero pero instantes después se lesionó también y tuvo que ser cambiado por Josema.

Los franjiverdes perdonaron el segundo gol, y los de Coudet achucharon en el tramo final en busca del empate. En el minuto 80 los visitantes gozaron de su primera gran ocasión, tras un intento de tiro bombeado por parte de Galhardo que dio en la madera. Eso no fue todo, ya que practicamente rozando el tiempo de descuento, el conjunto vigués ponía el empate tras un saque de esquina que cabeceó Yokuslu y que terminó cayéndole a Aspas para que la mandara al fondo de las mallas. No obstante, el de Moaña se ayudó con el brazo para controlar el balón, y el tanto quedó anulado finalmente.

Los ilicitanos tuvieron que sufrir al final, pero se llevaron el gato al agua frente al Celta por 1-0 tras el gol de Benedetto. El Elche realizó una gran segunda parte y obtuvo el merecido premio de la victoria, siendo la primera que se ha conseguido como local. Tras estos tres puntos, el Elche se coloca 14 con nueve puntos y toma una distancia de 6 puntos con los puestos de descenso.

Imagen: Elche CF